Boda Vs Moda

Un fotógrafo de moda es un fotógrafo guay, que mola, reconocido, porque ha publicado un par de fotos en el Vogue o ha sido portada de Elle, mientras que un fotógrafo de bodas es… es sencillamente eso, un fotógrafo de boda, un tipo que pringa los sábados, algunos domingos, puentes y festivos.

Si visualizamos la imagen de un fotógrafo de moda nos imaginamos un tipo joven y enérgico, actualizado, con vaqueros rotos, barba de un par de días que utiliza términos que sólo el mundo de la moda entiende.

Por el contrario si pensamos en un fotógrafo de bodas nos imaginamos a un señor de mediana edad que no a triunfado en este mundo de la imagen y que sobrevive gracias a algunas bodas de su pueblo o ciudad, el típico fotógrafo de barrio que cada sábado es como cada lunes para un funcionario. Esto debe cambiar, esto va a cambiar.

Estoy verdaderamente contento por colaborar en este proyecto llamado unionWEP. Pienso que entre todos los verdaderos profesionales de la fotografía nupcial deberíamos cambiar el concepto que tenemos y tienen de nuestra profesión.

En la pasada feria de Fotoventas coincidí con un amigo fotógrafo que hace bastante tiempo que no veía. La conversación me toco verdaderamente la fibra sensible. -¿Qué fotos haces? -Me pregunto. Yo respondí que en un 90% bodas y me soltó que me dedicaba a la conocida BBC… una broma ya bastante quemada que se siente como agua hirviendo a los que ponemos algo más que el corazón en nuestra pasión.

Yo no le pregunte porque sabía a que se dedicaba, es un verdadero profesional de la fotografía de moda, lo bueno hay que reconocerlo siempre. Aunque pienso que él lo tiene mucho más fácil que un fotógrafo de boda. Un fotógrafo de moda lo tiene todo preparado y listo en cada sesión para fotos perfectas, chicas guapas, estilistas, modistas… la iluminación controlada a tope, música cañón de fondo y a disparar con su cámara-metralleta.

La chica comienza a posar, se quiere comer la cámara, el fotógrafo le comenta al técnico en iluminación que le mida la luz que no le sale como quiere, comprueba al momento las fotos tomadas en su pc en una pantalla enorme hasta que ya casi tiene lo que quiere. Un par de ajustes, un repaso en photoshop (lo que faltaba) y ya tenemos la portada y el reportaje para el Cosmopolitan... son 6.000€.

Un verdadero fotoperiodista de boda lo tiene un “poquito” más complicado. Me gustaría ver a mi amigo de antes en una habitación de 3x4 sin ventanas, 3 personas, con una novia a la que le da pánico la cámara y una lámpara de techo con tres bombillas de 40w.

Lo fácil seria disparar con flash, sacar sombras duras y planas… pero eso no es una buena foto para mi, en un momento de estos es cuando realmente se luce un verdadero fotógrafo, aprovechando al máximo los recursos de los que dispone para conseguir algo que sea capaz de transmitir ese momento.

Subir la iso a 1200, controlar el balance y jugársela a velocidades mínimas. Tirarse al suelo o subirse a una silla; eso si, antes debes de saber que lente utilizar y donde colocarte porque quizás puedes utilizar el reflejo del espejo y ganar un poco de luz que entra por el salón. En estos casos no suelo llevar técnico de iluminación.

No es que le quite valor a mi amigo; quiero que comprenda y valore mi trabajo. Fue fácil. Siempre llevo mi Ipod Touch con una buena colección de mis bodas, se las mostré y sencillamente me felicito. Vi que comprendía mis argumentos, incluso note demasiado interés en mi trabajo; que cuanto cobraba por boda, que cual es mi dirección web, que donde aprendí… eso me gusto. Me hizo sentir orgulloso de lo que hago.

Quiero terminar reiterando que debemos cambiar entre todos los profesionales del gremio el concepto de fotógrafo de boda, estoy deseando que se publique el primer libro de la unionWEP, donde todos podremos transmitir nuestro trabajo. No somos fotógrafos frustrados, sino que hemos elegido la fotografía de boda porque amamos este trabajo. Digifiquémoslo.

Por Andrés Parro (imágenes del autor)

3 comentarios:

Raúl Díaz dijo...

Felicidades, sentimiento compartido...
Raúl Díaz
www.rauldiaz.es

miguemartin dijo...

Totalmente de acuerdo. Pienso que las bodas han estado de siempre "mal vistas" por los fotógrafos porque el trabajo que hasta hace muy poco se hacía en las bodas era realmente FEO, pero creo que, como bien dices, los tiempos cambian y esta corriente del fotoperiodismo de bodas va a modernizar bastante este tipo de fotografía y a conseguir que se llegue a tener otro concepto de ir a hacer fotos a una boda ... Estoy deseando ver ese primer libro de unionwep.

un saludo

M.

gabriel dijo...

la verdad que apoyo todo lo que dicen...es muy cierto que siempre la tenemos que pelear mucho con las condiciones de luz...salvo que te puedas vender un par de flashes de estudio como estoy tratando de meter en el mercado...sino un sb 800 y otro de apoyo...amo la funcion remota del sb 800..
un abrazo Gabriel. Argentina
gabilan121@hotmail.com

Publicar un comentario